Coberturas de Chocolate


altAPOYO A MICROEMPRESARIOS DEL CHOCOLATE

En un completo éxito se transformó el Salón del Chocolate 2012, organizado por Costa y Ambrosoli, con el objetivo de apoyar a los microempresarios del chocolate.


El evento se llevó a cabo en el Mall Arauco Maipú y contó con la asistencia de 11 mil visitantes que durante cuatro días pudieron disfrutar y conocer las últimas tendencias de la industria nacional.
 

Con esta actividad Costa y Ambrosoli de Carozzi buscan fomentar y apoyar a los microempresarios del chocolate, cumpliendo así un rol de ayuda social e impulsando el emprendimiento. Además, es una excelente vitrina para dar a conocer las últimas tendencias de este mercado a los chilenos y, enseñar que el chocolate y el cacao es un alimento que se puede ocupar para múltiples preparaciones.  

Más imágenes del evento:
 



Usted está en: Home El Chocolate Historia del Chocolate Historia del Chocolate
Imprimir
Detrás de un trozo de chocolate, existe un milenario relato que comienza con la historia del cacao, más precisamente con las semillas de su fruto, las que germinaron en la cuna de las culturas del norte de Sudamérica y de América Central.

La historia cuenta que en el año 4.000 a.c. los indígenas de las selvas de Yucatán y Guatemala conocían el árbol del cacao, pero sólo consumían de él la pulpa de su fruto y no las semillas. Si bien no existe registro sobre en qué momento se comenzaron a valorar las semillas, lo cierto es que los mayas fueron los primeros cultivadores racionales del cacao alrededor del año 600. Ellos lo usaban  como base para la bebida “xocolatl”, la que utilizaban en ejercicios religiosos y también como moneda de cambio.

Se puede afirmar que el cacao recién se instala y penetra con fuerza en la historia con la migración de los mayas y toltecas hacia el norte y su encuentro con los aztecas, quienes dominaron y absorbieron su cultura violentamente.

Este brebaje alimenticio, fortificante, curativo, psicoestimulante y afrodisíaco, muy considerado por los aztecas, generalmente era consumido por las clases dominantes, se usaba en ceremonias religiosas y como tributo a su emperador Moctezuma, mientras que sus semillas eran utilizadas como monedas de cambio. Ellos fueron vitales para impulsar la realización de grandes progresos en su preparación: tenían en cuenta la fermentación, secado, torrefacción, machacado y la molienda. Todas estas etapas eran aplicadas con destreza, lo que facilitó que las técnicas mayas fueran la base para muchas de las que se ocupan hoy en día.

Un brebaje que no convenció a Colón
En el año 1502, y durante el transcurso del cuarto y último viaje de Cristóbal Colón, indígenas de la isla Guanaja en la actual Honduras, le dieron de probar un curioso brebaje rojo, espeso, espumoso, amargo y picante –como en ese entonces era consumido el chocolate – que no consiguió seducir a su “civilizado” paladar. Colón fue el primer europeo en probar el “xocolatl”, pero sin darle mayor atención al brebaje ni a las semillas.

Un español se apropia del chocolate
No fue sino hasta la llegada de Hernán Cortés en el año 1919, que este brebaje se hizo popular entre los europeos recién llegados, y es en este punto cuando se materializa el paso de leyenda a historia. Confundiendo al conquistador español con la vuelta a sus tierras del dios Quetzalcoatl, el emperador Moctezuma le dio a probar a Cortés este divino brebaje, y el español vio en el una gran fuente de energía y fuerza.

El desenlace de la llegada de Cortés fue fatal para el pueblo azteca, ya que los colonos españoles arrasaron con todo y se quedaron con el oro y los dominios, y de paso hirieron de muerte al emperador Moctezuma.

España se revoluciona con el chocolate
Para 1550 y tras muchos envíos de Cortés a España de este producto del que ya era fanático, Europa descubrió poco a poco este alimento, ya mucho más dulce y suavizado gracias a las religiosas de Oaxaca y a los Jesuitas, quienes a esa altura ya habían considerado “cristianizar” a la atractiva bebida azteca.

Con el tiempo, España no sólo comenzaría a ser uno de los principales consumidores, sino que también guardaría el monopolio del comercio del cacao y el secreto de su fórmula de preparación.

El chocolate se expande al resto de Europa
En el siglo XVII el chocolate traspasó las fronteras de España y se comenzó con éxito a disfrutar en las distintas zonas de Europa. En relación a ello, existen dos teorías. Una indica que el chocolate fue conocido en otros países gracias a la unión de la princesa española Ana de Austria con Luis XIII, rey de Francia, quien a través de ella habría conocido la preparación del exclusivo producto. La otra, afirma que el chocolate se conoció en el continente gracias al italiano Antonio Carletti, quien descubrió y divulgó su secreto a las otras naciones del viejo continente.

Hacia el año 1.600 la popularidad del chocolate ya cundía por Italia, Holanda y Francia. Ya en 1650 se hacía presente en Inglaterra donde protagonizaría un hito importante, gracias a que en ese país (1674) se comenzó a producir en pastillas. En 1974 ocurriría otro hito, ya que en Reino Unido se construye el año 1728 la primera fábrica de chocolates en Bristol, a la que se sumaron más en otras partes del continente.

El chocolate se afianza en la industria de alimentos

En Inglaterra se crearon las hoy ya tradicionales tabletas de chocolate. Su nueva presentación sirvió de antecedente para la maduración definitiva del chocolate en el mercado, gracias a la aparición de grandes empresas familiares, como la de los ingleses Cadburry y Rownfree, y la de los suizos Cailler y Suchard.

Ya entrado el siglo XX, comenzó una fase definitivamente ascendente para el chocolate, pero con la dificultad de la aparición de imitaciones de mala calidad, por carácter de elite aún mantenido por el producto original. Sin embargo, este problema desapareció gracias a que su elaboración fue regulada en 1976, año en el que se precisó tanto la profesionalización del chocolatero, como la definición de los distintos productos chocolatados.

El chocolate en nuestros días
Actualmente, este delicioso alimento presenta un universo de preparaciones diferentes, capaces de seducir al paladar con un mundo de mágicos sabores. Para los chocolateros en tanto, el objetivo para sus productos es alcanzar un punto de equilibrio entre buena calidad y precios accesibles para los consumidores. Éstos cada día buscan que este producto sea más perfecto, característica primordial para ellos cuando desean disfrutar de este ancestral y apetecido alimento, que funde mito e historia, y que da como resultado un manjar que se ha ido perfeccionando a través de sus miles de años de existencia.

 

Video Destacado

Novedades

TÉCNICAS Y CONSEJOS

News image

Los mejores consejos de nuestros Especialistas y Maestros. Para que te transformes en un verdadero experto en el uso del chocolate, conoce nuestros secretos ...

INSCRIBASE EN NUESTRO SITIO

News image

Para acceder a Beneficios y recibir Novedades de nuestras actividades, productos y recetas. Si quieres estar al tanto de los principales eventos de chocolatería ...

Who's Online

Tenemos 66 invitados conectado

Encuesta

Yo uso el chocolate para:
 

Banner
Banner
Grafica Multimedia Web